Guía de Viaje: Consejos para Volar

¡Hola viajeros! En el post de hoy os contamos varios consejos para tener un vuelo más agradable y evitar patologías como el famoso síndrome del turista.

Evitar la deshidratación

Los aviones tiene un ambiente muy seco. Es importante beber agua continuamente e hidratarse la piel.

Cuando volamos en 2017 con Qatar Airways, repartían con cada comida un vaso tipo gelatina que contenía agua. Durante el vuelo también ofrecían bebidas, pero recomendamos llevar con vosotros una botella de agua.

La piel, suele ser una gran olvidada durante los vuelos y es muy importante su hidratación. Debéis llevar un neceser con crema hidratante, agua termal para refrescar la piel y un buen bálsamo hidratante de labios.

Abrígate durante el vuelo

La temperatura durante el vuelo es baja por razones de seguridad, por ello aconsejamos llevar siempre una manta-fular y unos buenos calcetines.

Síndrome de la clase turista

También llamada Trombosis Venosa. Se produce por permanecer mucho tiempo en posición sentada y sin movimiento, dificultando el retorno venoso al corazón.

Se forman edemas o inflamación en miembros inferiores por retención de líquidos. Los grupos de riesgo pueden generar trombos en aisladas ocasiones provocando enfermedades más peligrosas.

—Grupos de Riesgo—

  • Mayores de 60 años
  • Antecedentes de trombosis
  • Sobrepeso
  • Mujeres embarazadas
  • Mujeres fumadoras que toman anticonceptivos
  • Personas que han sido sometidas recientemente a una intervención quirúrgica.
  • Personas con problemas graves de coagulación

—¿Como prevenir el síndrome de la clase turísta?—

Ser activo en el vuelo y levantarse al servicio o caminar por los pasillos del avión.
Mover y estirar las piernas durante el vuelo.
Elevar los miembros inferiores con una almohada hinchable.
Los grupos de riesgo deberían llevar medias de compresión para reducir la retención de líquidos durante el vuelo.
Evitar la ropa muy ajustada y llevar ropa cómoda.
Consumir abundante líquidos evitando el alcohol o comidas muy saladas.
Consultar con su médico de cabecera en caso de ser grupo de riesgo por la posibilidad de tomar algún medicamento que previene la formación de trombos.

Otalgia

Los cambios de presión del aire durante el vuelo pueden producir otalgia o también conocido como el clásico dolor de oídos.

Suele afectar a personas con resfriados durante el aterrizaje. Para evitar el dolor podéis utilizar la famosa maniobra de Valsalva para compensar presiones o utilizar antihistamínicos prescritos por el medico de cabecera.

—Valsalva—

Taparse la nariz con los dedos. Con la boca cerrada, espira con fuerza empujando el aire hacia la faringe. También podéis bostezar o masticar chicle para compensar presiones.

Dormir 

Durante un vuelo de larga duración debéis intentar dormir siempre teniendo en cuenta el cambio de horario. Nosotros siempre elegimos vuelos nocturnos para dormir en el avión y aprovechar el día.

Nuestro kit favorito es: almohada, manta, calcetines gorditos, antifaz y tapones para los oídos. Muchas compañías aéreas ofrecen este kit.

Si tenéis dificultad para el sueño consultar con el médico y os recetará algún medicamento tipo orfidal para ayudar a conciliar el sueño durante el vuelo.

Evita bebidas con cafeína antes de intentar dormir.

 

Comer durante el vuelo

Es importante alimentarse bien durante el vuelo, muchas compañías aéreas  ofrecen comidas durante vuelos de larga duración.

Nuestra experiencia con Qatar fue muy buena, nos ofrecieron gran cantidad de comida y de buena calidad. Pero siempre debéis llevar algo de comida, por si no ofrecen mucha comida o no es de vuestro gusto.

Es importante destacar que muchas compañías ofrecen menú para personas diabéticas, vegetarianas, celíacas o alérgicas a ciertos alimentos. Debéis especificarlo con la compra del billete.

 

Higiene 

Los aviones no son lugares limpios y libres de gérmenes. Recomendamos llevar un buen desinfectante de manos y un neceser con lo básico para el vuelo: desodorante, crema hidratante, bálsamo labial, lágrimas artificiales para hidratar los ojos, colonia, cepillos de dientes y pasta dentífrica.

 

¿Se puede volar después de bucear?

Puedes volar siempre y cuando respetes un tiempo mínimo de 24 horas para evitar el síndrome por descompresión.

A mayor tiempo de inmersión mayor tiempo de espera para subirse en un avión.

—Síndrome por Descompresión—

El aire esta compuesto de oxígeno y nitrógeno. Cuando hacemos una inmersión de buceo y por el cambio de presiones durante la inmersión se forman burbujas de nitrógeno en diversos tejidos de nuestro organismo.

El exceso de nitrógeno sigue disuelto al menos 12 horas después de cada inmersión, si realizamos un vuelo sin respetar el tiempo, sometemos a nuestro cuerpo a cambio de presiones y por lo tanto mayor probabilidad de desarrollar este síndrome.

Puede provocar desde dolor de cabeza, fatiga hasta infartos cerebrales o cardiacos.

 

Si os interesa un post sobre RCP o también llamado reanimación cardio-pulmonar en aviones, solo tenéis que decirlo.

Esperamos que os sirva de ayuda.

B*

 

 

 

 

 

6 comentarios en “Guía de Viaje: Consejos para Volar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.